La planificación del emprendimiento: de la idea al lanzamiento

Hay muchas personas que ya saben que quieren emprender, pero desconocen por completo cómo es la planificación de un proyecto. Puede que tengas madera para vender productos o montar una start-up, por ejemplo, pero gran parte de las posibilidades de éxito residen directamente en la planificación. Y es ahí donde hay que enfocarse.

Antes de comenzar a lanzar tu emprendimiento, comienza a ubicar todos los elementos necesarios para que tu planificación sea un éxito.

Aclara tu idea y sus aristas

¿Tienes una idea en la que sabes que puedes formar un emprendimiento exitoso? Entonces, para empezar, debes aclararla y ver las ramas, hasta que puedas determinar cuáles son tus objetivos. Imaginemos que quieres vender galletas, pero, ¿por qué quieres hacerlo? ¿Y cómo van a ser tus galletas? ¿Qué van a tener de distintas tus galletas para que el público las busque? Esta es la fase de las preguntas, que deberás ir respondiendo una a una.

Enfoca bien tu público objetivo

Ahora viene otro aspecto esencial a definir: ¿a quién piensas venderle? Seguramente tu emprendimiento es de una calidad superior y cualquiera puede beneficiarse de él, pero debes fijar un público objetivo, que es al que principalmente debes dirigir todo tu contenido publicitario. No es lo mismo venderle a personas de la tercera edad, que a padres de familia con mucho trabajo y poco tiempo, o a jóvenes asalariados en busca de un mejor futuro. Este paso es clave para el desarrollo del emprendimiento.

Desarrolla un plan piloto

Antes de lanzar el proyecto, lo ideal es que hagas diferentes pruebas. Puedes ofrecerle el producto a expertos en el área en la que piensas emprender, o incluso a tus amigos, para que te digan qué es lo que debes mejorar y en qué aspectos debes concentrarte de manera definitiva. Es importante conocer todo esto antes de comenzar.

Planifica una fecha de lanzamiento

Lanzar un producto o servicio, así sea como emprendimiento, debe ser gradual para ir testeando las posibles fallas. Puedes definir una fecha de lanzamiento, y posteriormente varias etapas en las que piensas que puede ser posible expandir el negocio, bien sea a otras zonas o a otras áreas. En cualquier caso, solo se debe agendar un lanzamiento cuando ya se tenga claridad sobre el producto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *